domingo, 11 de octubre de 2009

...con esto de soñarte todas las noches, de despertarme tantas veces , para volverme a dormir y seguirte soñando, y a pesar de todo descansar tan bien...
...mates, amigos, besos robados, miradas, roces, intentos sexuales, osadía, escondites...
anoche era de día, eramos siete... ocho... seis... pisando el pasto en las alturas, desparramados en el paisaje mirando de arriba los arboles, de abajo el cielo; pasaste cerca, por mi costado, por detrás... estiré mi brazo al descuido, para rozarte, cariñosamente, a mi amigo, a mi animus... no me esperaba la fluidez de tu abrazo, tus manos en mi panza y mi cintura, tu aliento de mi oído a mi mejilla, y asomarnos por encima de la pirca, y saber que caeríamos, y temer, y relajarme en tus brazos, y en plena caída ser conciente, de que en los sueños no hay dolor, o en tus brazos? y caer y ser feliz en tu abrazo. corte. pisando el pasto otra vez, los siete... ocho... seis...

2 comentarios:

tagskie dijo...

hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

Lobo dijo...

Si dormidos somos conscientes de soñar, la muerte solo significa despertar.