martes, 24 de junio de 2008

Los besos de mujeres y hombres

Los besos varían generalmente de un sexo al otro, para esto me remito a mis propias experiencias y las de mis queridos amigos y amigas.
Esto quiere decir que mujeres y hombres no besamos de la misma manera, al menos en el caso de los hombres pueden o no aprender a besar con suavidad o como lo hacemos las del sexo femenino.
Si bien me he topado con algunos muy buenos besadores, a la mayoría de los besos que recibí de hombres les cabe muy bien el rótulo de fálicos.
Tienen por costumbre poner la lengua dura y erecta como si fuera un vocero de su pene, tratándo de colarse hasta lo más profundo de nuestra preciada y adorada cavidad bucal. En cambio las mujeres, que no tenemos pene sino algo muy similar a una segunda boca, sabemos cómo hay que tratarla, en eso nos sobra experiencia.
Las mujeres besamos generalmente, según mis besos y los de algunas femmes que he probado, con más calma, al menos al inicio, saboreando, palpando, aspirando y exhalanado. Nuestra lengua está blanda y dócil a las caricias de la otra lengua, blanda también para recorrer labios y dientes adaptándonos a las formas a explorar y por supuesto evitando accidentes.

Otro detalle del beso de muchos hombres, es esa inyección salival, como una expulsión de su semen quieren llenarnos de su saliva... Porqué?! En momentos lo he sentido por demás desagradable, una vez el tipo en cuestión parecía estar juntando saliva en su boca para después expulsarla rápidamente cual escupitajo dentro de la mía... Puoj!!!
Esos fueron los momentos en que recordé con mucha nostalgia, algunos besos femeninos que pasaron por mis labios; besos tan perfectos que deseaba que no se terminaran nunca, era como estar besándose uno mismo, las caricias eran perfectas, la intensidad, el ritmo, la pasión, se sucede todo tan armónicamente, sin necesidad de estar separando, disimuladamente, al otro.
Claro que también guardo muy buenos recuerdos de algunos besos masculinos que en su momento me sorprendieron tan gratamente que al instante me mojaba así sin más.

Lo lamentable de esta diferencia que simplemente podría ser anecdótica, es que muchos hombres se sienten ofendidos ante alguna observación (ni hablar en el sexo) de sus besos. Por suerte me he encontrado algunos de ellos que a pesar de no ser grandes besadores, estaban ávidos de serlo, se interesaban por lo que les gusta y provoca placer a las mujeres y lo ponían en práctica gustosamente.

Los tiempos van evolucionando y espero con ansias llegar al momento en que la población masculina occidental deje de lado al machismo y podamos finalmente gozar de una sexualidad plena, con muchos y sabrosos besos.

5 comentarios:

gala dijo...

Seeee los besos son lo más!!! No entiendo como algunos pueden darles tan poca bola, la verdad...

Luli Oms dijo...

tall cual, los hombres tienen pijas en todo su ser, son unos pijas, sus dedos son pijas, su lengua es pija como bien dijiste, su cerebro es pija...

Parabola dijo...

Realmente no me ofendo por tu opinon sobre los besos. No he besado a ningun hombre, pero por lo que me han contado se ajusta bastante a tu descripcion.
Por otro lado, creo que una de las partes mas placenteras, de alguna manera, es la de darle placer a la otra persona. Sino, seria lo mismo que tener una muñeca inflable.

Me gusto mucho tu blog.

Ma'am dijo...

Danke!

Mariela Morrison dijo...

Aguante besar a las mujeres, besan mas lindo.
Y es verdad, estuve con hombres qe besaban muy bien, pero la mayoria la verdad que no o maso menos.