viernes, 19 de septiembre de 2008

Ray Barbee

Afortunadamente la belleza no es el único afrodisíaco que existe en este mundo, aunque la televisión nos intente acostumbrar a que sí.
Soy una mujer sensible a las seducciones de algunas habilidades, voces, chistes, teorías y demás abstractos condimentos de los seres humanos.
No resisto sentir un deseo hacia Ray Barbee cuando lo veo deslizarse en su skate con esa fluidez increíble, por ejemplo. Sí, ya se, soy una nostálgica a la que le gusta regodearse en los oldie times y ese rico sabor que te dejan en la mente y el cuerpo.



2 comentarios:

gala dijo...

Es q los patineteros -así como los surfistas- son tannn sexys!!!
Será q su habilidad sugiere q se amalgamarán con unx tan plenamente como con su tabla; q se yo...
Por si no kedó claro: mencantan.

Anónimo dijo...

ahhh yo en época de mundiales me la he pasado caliente hasta con tevez... en fin.
definitiva y playisticamente, los chicos del surf, ganan mi atención sin problemas