lunes, 28 de enero de 2008

Sexo y lubricación

El tema de la lubricación a la hora del encuentro sexual, es muy importante. Mujeres y hombres carecemos de una lubricación natural si de sexo anal se trata, y para evitar lesiones y dolores que son muy frecuentes y posibles en una fricción tan intensa como la que se produce con la penetración, con saliva no alcanza, nunca es suficiente. Además, contiene microorganismos que pueden ser dañinos, no es tan resbalosa como un lubricante comercial, y se seca rápidamente.

Para garantizar que la penetración anal resulte placentera, la persona penetrada debe haber evacuado antes. Así, la última parte del colon estará libre y su estimulación será gratificante. Un lavado con agua y jabón en esta zona siempre se agradece.
Para relajarlo, aquí tenemos algunas técnicas válidas.


Para una correcta lubricación del ano debemos recurrir a otro método, y aunque el más popular es la vaselina, líquida o en crema, lamentablemente no es el correcto.
Para esto debemos escoger un lubricante a base de agua, y no provenientes del petróleo como lo es la vaselina y otros aceites minerales que pueden adherirse a la mucosa genital favoreciendo la presencia de bacterias y dañando además el látex de los condones.



Esto es válido también para el sexo vaginal, donde la vaselina y los aceites minerales pueden además provocar infecciones.


A nivel biológico mujeres y hombres atraviesan un proceso similar de excitación. Las arterias del área genital se abren para aumentar el torrente sanguíneo. A medida que la excitación avanza, se activan las glándulas de Bartholin que rodean la entrada de la vagina y junto a las glándulas de esta producen la lubricación femenina.

La lubricación no es la misma en todas nosotras, cada una tiene su consistencia, espesor y olor, y hasta puede variar como cualquier otro fluído dependiendo de ciertas condiciones como la edad, ya que los estrógenos son vitales a la hora de la producción de lubricación y este disminuye con los años; período menstrual donde la cantidad de estrógenos se ve alterada y por lo tanto también la cantidad y calidad de lubricación; ingesta de anticonceptivos orales; posparto; menopausia; algunos fármacos sobre todo antidepresivos, antihistamínicos, remedios para el resfrío y todo aquel que provoque sequedad de boca; estrés, la salud y alimentación.
Los lubricantes son también importantes dentro del tratamiento de la dispaurenia o cotalgia, que es la relación sexual dolorosa tanto en mujeres como en hombres. Abarcan desde la irritación vaginal postcoital hasta un profundo dolor. Se define como dolor o molestia antes, después o durante la relación sexual.

La dispareunia masculina es mucho menos habitual que la femenina, que alcanza, según algunos autores hasta el 4% de la población; no obstante, pese a su baja prevalencia en los hombres no puede considerarse un trastorno únicamente femenino.

También debemos sumarle el hecho de que algunos hombres son más impacientes y no desean esperar hasta que su compañera este a punto, o incluso, hay encuentros en los que directamente no hay tiempo.

Los recomendados son los lubricantes a base de agua. Generalmente contienen extracto de toronja, glicerina y espermicida, por lo cual su sabor no es muy agradable, para aquellos que deseen poder degustarlos existen algunos saborizados, eso sí, conviene elegir un sabor suave, ya que los más fuertes pueden irritar la vagina o el ano.




Estos lubricantes de base acuosa son fáciles de quitar luego de la relación, y no manchan la sábana ni las ropas, cosa que sí sucede con los de base de aceite vegetal que son buenos para la lubricación, no son dañinos pero tienen como inconveniente el poder dañar el condon si es que lo necesitamos.
Yo prefiero los de silicona, que a pesar de ser algo más caros duran mucho más tiempo, y no es necesario volver a aplicarlos durante la relación sexual.

Tampoco debemos prescindir del lubricante si vamos a jugar con algún elemento, esto nos da mucha más libertad de movientos, e incluso que nuestra pareja nos penetre con ellos sin temer una lesion o algo de dolor.

Hoy es posible conseguirlos sin salir de tu casa a traves de Internet, ya que existen gran cantidad de tiendas online y sex shop que pueden facilitartelos.

Fuentes: http://www.saludymedicinas.com.mx

http://www.wikipedia.org


1 comentario:

SoleRay dijo...

hace un año empecé a utilizar lubricantes ya que mi organismo decidió dejar de lubricarme desde que empecé con las anticonceptivas (aprile) el primer tiempo usaba vaselina o la saliva de mi novio, pero habia días que me hacia arder, me dijo finalmente mi ginecologo que se debe a la condición de fumador de mi chico, y de vez en cuando las comidas también alteran la saliva.
El me dijo lo que pusiste acá, nada de vaselina, solamente los de base de agua o glicerina.